A través de un comunicado, el Sindicato de Transportistas “J. Jesús González Ortega” del municipio de Valparaíso, denuncian que “el Grupo Constructor Plata tiene a su cargo la obra carretera de ampliación Valparaíso-Fresnillo, ha monopolizado y esclavizado a los trabajadores y no está dispuesto a negociar tarifas sobre los contratos, por lo que los trabajadores han parado las obras hasta llegar a un acuerdo”.

En el texto informan que “alrededor de 50 trabajadores del transporte de materialistas dijeron que los altos directivos del Grupo Constructor Plata, que obtuvo la licitación para el mencionado tramo carretero, pretenden imponer su criterio sobre las tarifas y contratos a su modo y conveniencia.

En virtud de que hasta el momento la empresa se ha negado a negociar, y no quiere firmar el contrato colectivo de protección, los trabajadores han parado los trabajos de esta obra, que tiene un avance del 80 por ciento.

No obstante que el Grupo Constructor Plata pretende imponer su ley y sobajar el trabajo de los transportistas, éstos están dispuestos a no continuar las obras si no hay acuerdos concretos sobre los contratos, aún y cuando ello lesione la economía de al menos 500 personas que dependen de estos 50 operadores de igual número de camiones transportistas”.

Los transportistas exigen a la constructora “más flexibilidad en lo referente a las tarifas y se presten a negociar los contratos, pues hasta el momento se ha negado a las propuestas del gremio; y que no monopolicen el trabajo al querer utilizar como esclavos a los trabajadores del transporte en aquel municipio”.

Cabe recordar que el dueño del Grupo Constructor Plata era Humberto Godoy, quien fue beneficiado con diversas obras públicas en los dos sexenios pasados y quien falleciera a finales de octubre del 2015 al desplomarse la avioneta en la que viajaba junto con el político zacatecano Tomás Torres Mercado.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here