Empresas fantasmas que ofrecían en su momento accesorias a funcionarios y servicios a precios bajos defraudaron a la alcaldía de Valparaiso, por la cantidad $150,000.00 pesos.

Después de realizar los diferentes depósitos a diferentes cuentas los funcionarios no volvieron a saber nada de las empresas.

La incapacidad de los funcionarios para realizar convenios con empresas es muy evidente, no son para capaces para investigar o en su caso pedir referencias de la empresas con las que se pretenden realizar contratos, las decisiones son tomadas a través de teléfono y no de forma escrita.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here