El funcionario estatal expresó que en la actual administración “estamos adecuando la participación del gobierno de la República, el gobierno del estado, pero sobre todo involucrando a la sociedad con este consejo consultivo para que nos permita, no solamente diseñar, sino implementar políticas públicas que vayan a combatir los efectos nocivos del cambio climático”.

Recordó que el impuesto ecológico pretendía aumentar la recaudación para tomar medidas resarcitorias y reducir el impacto nocivo en el ambiente; sin embargo, “el gobierno de Zacatecas tuvo que enfrentar intereses”.

Víctor Armas Zagoya, titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), reconoció que en Zacatecas existe una sobreexplotación de recursos naturales que ponen en peligro al medio ambiente de la entidad.

Insistió que en la administración encabezada por Alejandro Tello Cristerna, “como nunca, hemos tenido una política ambiental decidida, muy comprometida, no solamente en el discurso y en la foto, sino prácticamente en los hechos, y nos hemos enfrentado a intereses; sin embargo, nosotros no vamos a claudicar, el gobernador es un convencido del cuidado del medio ambiente”.

“Coincidimos con la visión de que el uso excesivo, la tala inmoderada, la contaminación y la sobreexplotación de los mantos acuíferos, tienen un impacto negativo. Hoy el mejor ejemplo es que como nunca habíamos tenido esta escasez de agua; cómo nunca le hemos hecho daño al planeta”, puntualizó.

Detalló que las zonas más afectadas en la entidad por la sobreexplotación de recursos naturales se encuentran en Valparaíso, con el tema de la tala inmoderada, así como sobreexplotación de mantos acuíferos en Calera y Mazapil.

Contrario a los argumentos del académico Eduardo Manzanares Acuña, Víctor Armas aseveró que antes de tomar cualquier medida para mitigar el impacto ambiental, se realizan los estudios correspondientes, en razón de evitar impactos negativos o que afecten a largo plazo.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here