Pese a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló el fracaso del programa de Comedores Comunitarios de la Sedesol en el combate al hambre y la pobreza, Otilio Rivera Herrera contradijo las observaciones.

“No es un fracaso, lo comentamos en razón de que se da uno cuenta, cuando llegamos a la comunidad ves niños con desnutrición, niños que no han desayunado, que no han comido. A mí me preocupa más que hay niños que estén desertando de la escuela para poder ir a trabajar para poder llevarse algún recurso a su casa y poder alimentarse”, comentó.

Otilio Rivera Herrera, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), expuso que de los comedores comunitarios con los que cuenta la entidad, 11 de ellos no están activos, debido a que los municipios son lo que están a cargo de la operación.

“No podemos forzar tanto a los  municipios porque nuestra actividad termina hasta el momento en que nosotros hacemos el depósito, y como no somos organismo ejecutor, entonces hacemos el convenio con los municipios, hacemos el depósito y ellos hacen su parte”, comentó.

Asimismo, justificó que a algunos les hace falta la aportación del gobierno federal.

Precisó que en 2017 se invirtió un monto total de 2 millones 834 mil 378.91 pesos, de parte del gobierno del estado, y 8 millones si se cuenta la participación de la Federación y de los municipios.

Puntualizó que los comedores inactivos están cada uno en Villa García, Villa González, Genaro Codina, Valparaíso, Pánfilo Natera, así como tres en Guadalupe y en Fresnillo.

Detalló que la capital, Noria de Ángeles, Río Grande, Villa de Cos, Melchor Ocampo, Pánuco, Concepción del Oro y Mazapil cuentan con un comedor; dos en Ojocaliente, Loreto, Jiménez del Téul, Villanueva y Fresnillo; mientras que Guadalupe cuenta con cinco comedores y Pinos con cuatro.

Sigue el rezago alimentario

Hasta el momento, dijo, “en 2014 el rezago alimentario era de 263 mil zacatecanos, ahora con la última medición el tema es de 237 mil. Ponle que sean en dos años 30 mil zacatecanos que han salido de ese rezago”.

Ello quiere decir que el programa ha beneficiado a más 30 mil personas; sin embargo, reconoció aún hay 237 mil zacatecanos en rezago alimentario, es decir, el programa ha alcanzado al nueve por ciento de esta población en situación de pobreza alimentaria.

“En 2014 estábamos en pobreza calificados con 53 por ciento de zacatecanos en pobreza. Ahora estamos en 49 por ciento, y la meta del señor gobernador es que lleguemos al 43 por ciento, es decir, que en los cinco años bajemos 10 puntos porcentuales”, sentenció.

Enfatizó que los comedores tienen un costo de 10 pesos por platillo y sirven un plato fuerte caliente y agua.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here