En pleno clima electoral, el auditor Raúl Brito se lanza contra una presunta red de empresas fantasma, que podría derivar en consecuencias penales. El presunto culpable es Eleuterio Ramos, quien ambiciona volver a gobernar Valparaíso, pese a que le hallaron en su gestión el pago de miles de pesos a empresas que la ASE no localizó.

Entre ellas esta Luzvi Durango y Negocios y Proyectos Tinus; esta última registrada en el padrón de proveedores de Aguascalientes por Rosa Elvira Gutierrez, aunque con observaciones del Código Fiscal de la Federación por emitir facturas sin tener los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here