Zacatecas descendió cinco posiciones en el ranking del Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa Estatal (ICRE), que realiza la organización Mexicanos Primero.

Ésta es la primera vez que la iniciativa ciudadana evalúa la administración del gobernador, Alejandro Tello Cristerna, con Gema Mercado Sánchez como titular de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac).

De 2016 a 2018, el estado cayó del segundo al séptimo lugar en la lista a nivel nacional, con una calificación de 6.2 de 10 en cumplimiento en materia educativa.

Hace dos años, la entidad obtuvo un puntaje de 6.8 y sólo Aguascalientes estaba por encima de ella; ahora quedó debajo de Coahuila, que se posicionó en el primer lugar, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Baja California Sur y Estado de México.

El ICRE es una herramienta que mide el cumplimiento de las autoridades locales en su obligación de garantizar el derecho a aprender de todos los niños y jóvenes en el estado.

El estudio considera el contexto socioeconómico del estado, según logros en aprendizaje y permanencia, así como el análisis de las condiciones del sector, en cuanto a desempeño y relaciones entre los involucrados, procesos e infraestructura, entre otros.

Los resultados de las autoridades se califican cada dos años, a través de 13 indicadores concentrados en seis apartados generales; Zacatecas reprobó la mitad, en dos se obtuvo un desempeño regular y sólo en uno fue satisfactorio.

Mexicanos Primero señaló tres evaluaciones como focos rojos: en la primera, Aprendizaje, el puntaje fue 5.7.

En la segunda, Relaciones y Procesos, Zacatecas calificó con 4.6 por fallas en el reforzamiento académico, y en la tercera, Red de apoyo, tuvo como resultado 3.9 porque se requiere un acompañamiento escolar adecuado y mejor preparación docente.

En otros dos rubros las evaluaciones fueron, aunque aprobatorias, regulares y en alerta amarilla:

Personas alcanzó 7.6 puntos, pero falta de profesionalización de maestros y se evidencia la poca cobertura en el primer de preescolar, mientras que en Condiciones Materiales se llegó a 6.5, con deficiencias en infraestructura incluyente.

El semáforo verde se logró únicamente con Permanencia, donde el estado consiguió 8.4 de puntaje.

El principal cambio negativo en la entidad, en comparación con el índice de 2016, fue que las escuelas que consiguen una participación efectiva de las familias se redujeron 20 por ciento.

“En Zacatecas, vemos un retroceso en aprendizaje de 1.9 por ciento, mientras que la permanencia aumentó sólo 1.7 por ciento. El estado sigue lejos de garantizar el derecho de sus NNJ (niños y jóvenes)”, advierte además la investigación.

Otras de las urgencias observadas por Mexicanos Primero es atender la profesionalización de los maestros, pues en Aprendizaje Profesional Continuo, una de las subevaluaciones, el resultado fue de apenas tres de cien puntos.

Es decir, Zacatecas requiere ofrecer a los profesores “oportunidades de formación de acuerdo a sus necesidades e intereses, vinculadas con la mejora de su práctica docente y el logro de aprendizaje de sus estudiantes”.

El siguiente pendiente es cuanto a infraestructura incluyente, pues únicamente una de cada cinco escuelas tiene rampas para personas con discapacidad.

También se requiere mejorar en tutoría docente, donde se cumple sólo al 35 por ciento, y atención en primero de preescolar, ya que el porcentaje también es reprobatorio: 38.2.

La mejor evaluación se obtuvo en escuelas con sanitarios, con 91.7 por ciento de cumplimiento, y se destacó un avance importante, de 52.7 puntos, en el número de escuelas que tienen un líder escolar sin grupo.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here