Cansada de un presunto maltrato sicológico y físico, una niña de ocho años decidió escapar de su padre y su madrastra.

Sin embargo, la menor dijo a las autoridades que había sido secuestrada en Monterrey, Nuevo León, por unos plagiarios de quienes huyó cuando la trasladaban a Saltillo.

El sábado se activó el Código Rojo de emergencias policiales, luego de que una pareja solicitó la intervención de las autoridades tras auxiliar a la menor, quien deambulaba por el cruce de las calles José Musa de León y Moctezuma, en la colonia Los Pinos.

La pequeña relató a la pareja que había huido de una camioneta donde la llevaban unos hombres que horas antes la habían secuestrado.

Después de varios cuestionamientos, cuando los agentes la interrogaron, la menor entró en contradicciones y reveló que había escapado de su madrastra y su padre ante supuestos maltratos.

Alejandra, quien dijo vivir en el fraccionamiento Haciendas San Rafael, fue valorada por una sicóloga de la Unidad de Integración Familias (Unif) y turnada a la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia, (Pronnif).

La dependencia recabó testimonios de ex maestras de la niña, quienes mostraron fotografías de la pequeña con moretones aparentemente causados por fuertes golpes. La Pronnif implementó una medida especial de separación del seno familiar.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here