Una mujer policía de la capital murió durante una persecución contra presuntos secuestradores, quienes le dispararon mientras huían por la avenida Doctor Juan Ignacio Castorena, en la colonia Alma Obrera.

Además, otra oficial fue herida en el hecho, ocurrido la madrugada del miércoles; sólo hubo un detenido y los atacantes lograron huir.

Según la versión oficial, los agresores supuestamente estuvieron involucrados en la privación ilegal de la libertad de una persona en Trancoso, donde comenzó todo.

Aproximadamente a las 3:30 horas de este miércoles, luego de un reporte anónimo, las corporaciones policiacas, a través del Sistema de Videovigilancia, localizaron dos unidades motrices en las que presuntamente circulaban civiles armados.

Sobre la Calzada Solidaridad, a la altura del estacionamiento del Ecoparque Centenario, se ubicó una camioneta Jeep, Liberty, verde.

Al sitio llegaron, como primeros respondientes, policías de Guadalupe, pero en ese momento, los ocupantes corrieron rumbo al cerro y se fugaron sin ser localizados por los uniformados.

Al revisar la camioneta que los presuntos delincuentes dejaron abandonada, localizaron a un hombre, quien refirió ser la persona a quien minutos antes habían privado de su libertad.

Asimismo, vía monitoreo, en la Calzada Solidaridad, como referencia, a la altura del Monumento a La Marina, se detectó una segunda unidad, correspondiente a una camioneta Chevrolet, Blazer gris, que circulaba en dirección al bulevar López Mateos.

Otro grupo de policías comenzó la persecución contra quienes huyeron en este vehículo. La persecución siguió hasta la colonia Alma Obrera, en la capital.

Sobre la avenida Doctor Juan Ignacio Castorena, los sujetos armados comenzaron a disparar contra policías municipales de Zacatecas de la patrulla 180, que participaban en el operativo.

Los oficiales repelieron la agresión, pero dos elementos, ambas mujeres, resultaron lesionadas, por lo que fueron trasladadas de inmediato a un hospital. Durante el enfrentamiento, los civiles armados descendieron de la unidad y huyeron.

Los atacantes consiguieron fugarse y dejaron atrás chalecos antibalas con las siglas de un grupo de la delincuencia organizada con presencia en el estado.

Más tarde, una de las uniformadas heridas murió mientras era atendida, en tanto, su compañera sigue con vida y las autoridades reportaron que se encuentra estable, pues sólo recibió rozones de bala.

La zona fue acordonada de inmediato para que Servicios Periciales se encargaran del levantamiento de indicios y así dar seguimiento a la investigación para dar con los probables responsables del hecho.

Durante el operativo de búsqueda de los agresores, fue detenido un hombre que trataba de evadir la presencia policial, por lo que fue puesto a disposición de las autoridades para determinar si participó o no en esta agresión.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here