El cilindro de 30 kilogramos llegó a 630.9 pesos, el costo más elevado del que se tenga registro en la capital del estado y en la zona conurbada.

El encarecimiento ha sido constante desde que en enero del 2017 se liberó a nivel nacional el precio como parte de la reforma energética.

Antes de que cada distribuidor tuviera la libertad de fijar sus precios (finales del 2016) el costo del cilindro rondaba los 400 pesos en la zona centro de Zacatecas; a la fecha el aumento es de 230 pesos que equivalen a casi el 60 por ciento.

Este fin de semana, el precio del kilogramo del gas estuvo entre 17.52 pesos –ofertado por Aure Gas– y 21.3 pesos de las marcas Gas Esmeralda y Gas Campanita.

Mientras tanto Gas Butano lo ofertó en 20.5 pesos, es decir 617 pesos el cilindro de 30 kilogramos.

De acuerdo con datos publicados por Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) en la actualidad el gas LP es utilizado por 76 por ciento de los hogares del país.

A mediados del 2018 la Cofece emitió recomendaciones a la Comisión Reguladora de Energía y gobiernos y congresos estatales, para incentivar una mayor competencia que se vea reflejada en la reducción de los precios.

La Comisión señala que la venta del gas se concentra en un número muy reducido de empresas.

Recientemente en El Sol de Zacatecas se dio a conocer que empresas del giro de la panificación y de la industria de la masa y la tortilla pasan por una crisis debido al aumento del gas y de la energía eléctrica.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here