Según un estudio del Centro de Opinión Pública, 23 por ciento de las personas creen que las mujeres son víctimas de violencia porque se dejan, mientras que otro 9 por ciento porque ellas tienen la culpa, lo que suma 32 por ciento.

El Centro aplicó encuestas en las casas de mil mexicanos de entre 18 y 65 años de edad, la mitad hombres y la mitad mujeres, de diferentes partes del País, con lo que elaboró el estudio “Violencia hacia las mujeres. Cotidianidad y normalización de una problemática”.

En la encuesta, aplicada en febrero, el 37 por ciento dijo haber presenciado o vivido un acto violento contra una mujer en los últimos tres meses, mientras que el 42 por ciento consideró el hogar es el lugar donde hay más violencia.

Mientras que prácticamente todos los encuestados coincidieron en que el manoseo en el transporte público es un acto violento, poco menos de la mitad señaló que también lo es que una madre le diga a su hija que lave los trastes de su hermano.

Sobre temas laborales, la igualdad de género quedó por los suelos.

Cuestionadas sobre a quién elegirían para dirigir una oficina si hubiera igualdad de condiciones, 66 por ciento de las mujeres dijeron que elegirían a otra mujer, y sólo 16 por ciento que a cualquiera, sin importar su género.

Los hombres también se inclinaron mayoritariamente por una mujer, en 48 por ciento, y sólo 17 por ciento indicó que a un hombre o a una mujer de manera indistinta.

En la presentación del informe, Sofía Anaya, vicepresidente de asuntos públicos de Laureate México, consideró que las respuestas de la encuesta revelan que la gente no tiene claridad sobre qué conductas son violentas o no.

“Todo mundo tiene muy claro que golpear a otra persona es violento, pero cuando se trata de agresiones de tipo psicológico ya no lo identifican como una actitud violenta”, comentó.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here