El menor de seis años que fue víctima de una bala pérdida, al ser abandonado en medio de una agresión armada en la cabecera municipal de Ojocaliente, continúa bajo el resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo de la Familia (SEDIF).

Fuentes oficiales confirmaron que un sujeto se presentó en dicha institución, asegurando que era su padre y pedía que le entregaran al menor, pero aún no le ha sido entregado, pues según la versión del menor a las autoridades, fueron sus mismos padres quienes lo abandonaron cuando eran atacados a balazos por parte de un presunto grupo delincuencial.

Por lo tanto, se tendrá que hacer una minuciosa investigación, antes de determinar si el menor es entregado a su papá.

El estado de salud del pequeño se reporta estable, pues el disparo que recibió fue en una mano, hecho que le fracturó dos de sus dedos, pero recibió atención médica de manera oportuna.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here