“¡Tello lo sabía, fue la Fiscalía!”, se escuchaba gritar a familiares y amigos de Marcos García, quienes marcharon para exigir el esclarecimiento del joven que también fue asesinado al interior de la Unidad Académica de Derecho, el 10 de abril.

En las inmediaciones de la Unidad Académica de Cultura de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) comenzaron a extender las mantas y pancartas, en las que exigían justicia para Marcos, pues a través de redes sociales se realizó la convocatoria y se logró reunir a un contingente de cien personas vestidas de blanco y con un moño negro en señal de luto.

La mamá de Marcos y sus hermanos participaron para alzar la voz y decirle a la sociedad que en esta ocasión fue su familiar, pero el día de mañana podría ser otra persona inocente.

Con lágrimas en los ojos y lentes obscuros para ocultar el llanto de tantos días y la impotencia de no saber por qué a su hijo, “por qué lo dejaron tan golpeado y por qué lo querían incriminar”, la madre de Marcos no pudo hablar más sobre eso que la causa gran dolor.

El contingente, una vez reunido, rompió el protocolo y tomó el bulevar.

El Sol que quemaba con sus rayos no paró los gritos ni los pasos que buscaban llegar al corazón del Festival Cultural de Zacatecas (FCZ) 2019 para que los turistas conocieran los acontecimientos de aquel miércoles trágico para la familia García, de Valparaíso.

“El fiscal dijo: ‘se les pasó la mano’ y mataron a mi hermano”, gritaban sus hermanos que se quedaban sin voz, iniciaban las consignas y a quienes les rodaban las lágrimas de coraje al recordar cómo recibieron el cuerpo después de días de buscarlo y con signos de tortura.

A pesar del diálogo de policías de Seguridad Vial para disipar la manifestación y que ésta no llegara a Plaza de Armas, el contingente de manifestantes logró llegar hasta el escenario principal, donde sonaba la Orquesta de Provincia de Beto Díaz, donde alzaron las mantas de protesta que contrastaban con la algarabía de los músicos.

Ante la mirada de cientos de turistas, la protesta continuó y se exigió que las autoridades dejen de encubrir a quienes, dicen, son los verdaderos asesinos de Marcos: los policías.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here