Sujetos no identificados emboscaron y acribillaron la noche de ayer a Víctor Hugo Salazar Varela, director de la policía municipal de Juan Aldama, así como a su escolta, el policía Juan Manuel Ramírez Serdán.

El ataque fue muy cerca de la comunidad de Ciénegas -sobre el camino que comunica a las comunidades Juan José Ríos, Zacatecas y San Antonio, Durango, lugar al que informó la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas, acudieron los policías a atender “un reporte anónimo; ambos elementos presentan impactos con arma de fuego”.

En el lugar sujetos armados esperaban a los policías, y los emboscaron cuando los uniformados bajaron de la patrulla en que viajaban.

Ante el atentado la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas (SSPZ) emitió un comunicado donde informó que el gobernador Alejandro Tello Cristerna instruyó a todas las corporaciones locales “a reforzar la seguridad y operativos de la zona noreste del estado”.

La SSPZ señaló además que la emboscada contra el director de seguridad pública del municipio de Juan Aldama y su escolta, “pudo ser respuesta a los recientes resultados obtenidos por las corporaciones policiales en esa zona del territorio zacatecano”.

“Ya que el pasado lunes, tras la implementación de un retén de revisión, los elementos de la Policía Estatal de Zacatecas fueron agredidos con impactos de arma de fuego por tres civiles que se resistieron a una inspección”.

Ese hecho provocó una persecución de los policías a los civiles, continúa la SSPZ, “que concluyó en una brecha sin salida en la cual, dos personas se dieron a la fuga y se logró detener a un masculino que se identificó como Cesar N., de 22 años de edad”, quien fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado. Se decomisaron además un fusil AK-47 “cuerno de chivo” con cartuchos útiles, y el vehículo en el que huyeron los agresores, un Nissan Versa con reporte de robo en Sinaloa.

Durante los últimos meses, se han registrado distintos incidentes y agresiones armadas contra policías estatales y municipales de Zacatecas, en municipios del noroeste de la entidad, limítrofes con Durango, una región que se disputan para el trasiego y venta de drogas el Cártel de Sinaloa, el Cártel del Golfo, el Cártel de Jalisco y el Cártel Talibanes – Zetas.

Hace seis meses, el 15 de enero de 2019, diez agentes de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas (PEP), quienes realizaban un patrullaje carretero en el municipio de Miguel Auza (limítrofe con Juan Aldama), a bordo de dos camionetas de dicha corporación, fueron interceptados por presuntos Policías Estatales de Durango (PED), quienes viajaban en cinco vehículos rotulados con las siglas de la corporación del vecino estado.

Los policías duranguenses –alrededor de 30-, detuvieron a los 10 policías zacatecanos, y según la denuncia que integrantes de la SSPZ hicieron a distintos medios y en redes sociales, los detenidos fueron trasladados al vecino estado de Durango, y entregados ahí a miembros del Cártel de Sinaloa, quienes los retuvieron durante más de 14 horas, los torturaron “a tablazos”, y los despojaron de sus armas de cargo (fusiles AR-15 y porta-cartuchos), y radios de comunicación “Matra”, para finalmente liberarlos. Esa acción generó tensión política y la emisión de posturas contradictorias, entre los gobiernos de ambos estados.

Por otra parte, en distintos hechos registrados entre el martes 30 y este miércoles 31 de julio en el estado de Zacatecas, al menos nueve personas más murieron violentamente ejecutadas, en distintos hechos presuntamente ligados a ajustes de cuentas, entre las organizaciones de la delincuencia organizada.

Tres personas no identificadas fueron acribilladas en el municipio de Valparaíso. Una persona más fue ejecutada en la comunidad de Río Florido, municipio de Fresnillo. Otra más en el municipio de Pinos, y otra en la colonia Nueva Generación de la ciudad de Guadalupe.

En tanto la mañana de este miércoles, tres hombres más, no identificados, fueron localizados, totalmente desmembrados, a un costado de una bodega en la comunidad de San Juan, del municipio de Pánuco.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here