La LXIII Legislatura hizo un atento y respetuoso exhorto a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno Federal, así como al Gobernador del Estado, Alejandro Tello Cristerna, para que realicen las gestiones necesarias a efecto de que emita una Declaratoria de Emergencia por los bajos índices de lluvia que enfrenta el territorio zacatecano, con el objetivo de que se implementen acciones que eviten o disminuyan las pérdidas y daños para los productores agropecuarios del Estado.

Además, solicitan a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno Federal, así como al Gobierno del Estado, que se contemplen acciones para evitar y disminuir pérdidas y daños para los productores agropecuarios del Estado, como:

I. Iniciar un programa emergente para la superficie que aún no se siembra, por el que se otorguen apoyos para la siembra de avena y/o triticale, con el fin de contar con forraje para la manutención de la ganadería del Estado, que en su cosecha permitirá a quien tiene ganado dar el mantenimiento adecuado de sus pies de cría y a los agricultores que no disponen de ganado, el tener un producto que será muy demandado y que su venta les generará un ingreso.

II. Incentivar el equipamiento de norias, aguajes o pozos de bajo gasto con papalotes o sistemas fotovoltaicos para facilitar el abrevadero de las especies pecuarias; así como el equipamiento con cisternas móviles para los pequeños ganaderos; y el establecimiento de un programa de suplementación proteínica para el sostenimiento reproductivo del ganado.

III. Generar un programa de empleo temporal con acciones de orden productivo para aquellos productores que definitivamente no tendrán condiciones para siembra y, en consecuencia, no tendrán posibilidad de obtener un ingreso

A iniciativa del coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José María González Nava, indicó que el período normal de lluvias para la realización de siembras bajo condiciones de temporal, se registra comúnmente a partir de la segunda quincena de junio y durante el mes de julio, lo que permite que se lleguen a sembrar cerca de un millón 050 mil hectáreas.

No obstante, de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría del Campo del Gobierno del Estado, el presente ciclo de lluvias se ha presentado de manera atípica, pues a nivel estatal en el mes de junio en términos promedio se precipitan 82 milímetros, de los cuales en junio de este año solo se registraron 49 milímetros; es decir el 60 por ciento de lo que debe llover en este mes. Aspecto que limitó por completo el inicio de siembras.

Por su parte, en el mes de julio el promedio esperado es de 126 milímetros, de los cuales solamente se registraron 109 milímetros; es decir, el 87 por ciento de lo que debe llover ese mes.

Respecto a esta última cifra, aparentemente el déficit podría considerarse bajo, sin embargo, esto obedece a que, en la región de los cañones de Juchipila, Tlaltenango, Valparaíso, Monte Escobedo y Joaquín Amaro, el registro de precipitación fue superior a los promedios de lluvia de los municipios de estas regiones, por lo que la falta de lluvias en otras regiones del Estado se hace evidente.

El mejor registro de lluvia del mes de julio fue de los días 13 al 16, lo que permitió avanzar sustantivamente las siembras de maíz en los municipios y de igual forma, se dieron algunos avances en las siembras de maíz, frijol, cebada, trigo y girasol en los municipios de Sombrerete, Juan Aldama, Miguel Auza y Nieves.

Este registro atípico de las lluvias deriva en que solamente se registre siembra en el 55 por ciento de la superficie tradicionalmente sembrada, mientras que el 21 por ciento apenas se encuentra en condiciones de humedad para el proceso de siembra y el restante 24 por ciento no tiene condiciones ni siquiera de humedad para iniciar las siembras.

Ese 24 por ciento equivale a poco más de 270 mil hectáreas de superficie, mismas puede llegar a tener lluvia en los próximos días ya no es conveniente sembrarse con maíz, frijol, trigo o cebada, dado que ya se rebasaron las fechas optimas de siembra que garanticen que estos granos lleguen a cosecha.

A la fecha, los municipios que comprenden los Distritos de Desarrollo Rural de Jalpa, Tlaltenango y Jerez, son los que han sembrado del 80 al 95 de su superficie; mientras que los municipios de Zacatecas y Fresnillo son los que están con un avance 30 al 45 por ciento.

Esta ausencia de lluvias implica que, en los embalses de las presas con registro y seguimiento diario por parte de la Comisión Nacional del Agua, el volumen actual almacenado sea de 293 millones de metros cúbicos, contra 322 millones registrados a esta fecha en el año 2018; es decir, se cuenta con 39 millones de metros cúbicos menos que el año pasado.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here