Himno de Valparaíso

Mi tierra querida, cuna de hombres valientes sin par, sus mujeres son bellas y hermosas, son estrellas de luz sin igual.
Son tus campos alfobras de rosas de un verdor y matiz celestial; desde el cielo la virgen sin mancha nos da siempre su amor maternal.

Cordilleras circundan tu entorno, prominencias gallardas de ensueño; centinelas de rocas inermes te coronan y velan tu sueño.

Los pinceles de bardos y artistas en ti encuentran belleza escondida, te describen como una matrona, te dibujan como hada divina.

Son tus hombres de recia figura que luchando ofrendaron su vida; defendiendo su honor y familia del intruso invasor sin medida.

Las doncellas, mujeres y niños que ultrajaron las hordas salvajes todavia se escuchan lamentos de recuerdos y ancestrales ultrajes.

No mas odios en campos y valles entre hermanos de sangre y de raza, como hermanos de humilde linaje recurramos a dios sin tardanza.