Debido a los estragos de la prolongada sequía en el campo zacatecano, el Poder Legislativo local exhortó a los Gobiernos federal y estatal a emitir declaratoria de emergencia, este martes.

Los diputados locales aprobaron, por unanimidad, exhortar a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y al Poder Ejecutivo estatal para que inicien las gestiones necesarias, a fin de emitir la Declaratoria de Emergencia por falta de lluvia, que ha afectado seriamente las actividades agrícolas y ganaderas.

  • Debido a la falta de lluvias, sólo 55% de la superficie está sembrada, mientras que 21% de la tierra cultivable apenas tiene humedad y otro 24, carece de las condiciones para ser sembrado.
  • Mientras que en la ganadería, la falta de precipitaciones presiona el abasto de pasto y forraje para alimentar a más de 700 mil cabezas de ganado mayor y un millón de menor.

El exhorto llama a iniciar un programa emergente para la superficie que aún no se siembra, por el que se otorguen apoyos dirigidos a la siembra de avena o triticale; incentivar el equipamiento de norias, aguajes o pozos de bajo gasto con papalotes o sistemas fotovoltaicos; y generar empleos temporales.

A la par del llamado del legislativo, el coordinador nacional de Ganadería de la SaderDavid Monreal, encabezó la distribución de semilla de avena forrajera, para la siembra de un total de 60 mil hectáreas en el estado, para lo cual aplicará un presupuesto de 31.8 millones de pesos.

  • El funcionario señaló que frente a la sequía que afecta a la entidad, el Gobierno federal respaldará a los productores con un programa emergente.

Fue en Fresnillo Valparaíso donde arrancó el reparto de las primeras tres mil toneladas de semillas, para la siembra de más de 30 mil hectáreas, Monreal indicó que el apoyo llegará como parte del programa Crédito Ganadero a la Palabra.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here