Denuncian agresiva tala de árboles en Valparaíso

Héctor Rosales Anaya, maestro de Ecología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), denunció que existe tala de árboles clandestina tanto en Fresnillo como en Valparaíso, sin que las autoridades estatales o federales actúen al respecto.

Aseguró que en los cuatro años que viajaron para realizar un estudio sobre esta situación en las diferentes comunidades, los alumnos de quinto y sexto semestre de la UAZ Campus Fresnillo se percataron que son las mismas familias que ahí habitan quienes realizan la tala para su propio consumo.

Las comunidades más afectadas son Colonia Guanajuato, San José de los Hornillos, Los Ábregos, Boca de Río Chico, entre otras, que son las que están cerca de la sierra.

Sin embargo, mencionó que la tala más fuerte que hay es en Milpillas de la Sierra, Las Amecas, entre otras comunidades que están dentro de la sierra y ubicadas muy cerca de Valparaíso.

El catedrático afirmó que lamentablemente no se tiene un registro de todos los árboles que se han talado, debido a que las dependencias no tienen recursos ni personal preparado para vigilar y sancionar a los responsables, como es el caso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Así como también la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (Sama), que no tienen un registro de los árboles que se talan diariamente en estas regiones, muchos de los que son comercializados en otros estados de la República Mexicana.

“Tampoco se pudo hacer una denuncia formal ante las instancias federales o estatales, porque no existe un control de las hectáreas dañadas”.

“Pese a que se les ha preguntado a las dependencias por qué no hay inspectores para evitar la tala clandestina de estos árboles, estos aluden que no hay recursos suficientes para tener este personal”.

Rosales Anaya aseguró que es lamentable que los mismos ayuntamientos no puedan hacer nada por no tener jurisdicción ni marco legal para evitar que siga la tala clandestina en esos lugares.

“Pese a que se están acabando el ecosistema, no podemos hacer nada, por ello, es necesario que las mismas autoridades tomen conciencia de ello y eviten que las personas sigan acabando con el medio ambiente”, concluyó el catedrático de la UAZ.