Estatales

Son hipertensos 40% de zacatecanos

La hipertensión arterial también conocida como el asesino silencioso, es  la afección en la que la presión de la sangre hacia las paredes de la arteria es demasiado alta, regularmente no presenta síntomas y de no ser tratada, puede provocar trastornos de la salud, como enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

“Es un problema de salud que gana terreno pero que detectándose de manera oportuna a través de la revisión médica se pueden establecer las recomendaciones para evitar perjuicios en la salud. Se le llama asesino silencioso por el daño que asintomatológicamente a su paso genera sobre todo en los órganos más sensibles como cerebro, ojos, riñones y arterias”, destacó Carlos Fernando Gómez Rodríguez, epidemiólogo en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 57 del IMSS en Zacatecas.

Es considerada dentro de las primeras 10 causas de demanda de consulta externa en las UMF del IMSS y el especialista señala que regularmente es detectada cuando el mal al organismo es irreversible.

Gómez Rodríguez agregó que, “al modificarse los niveles de presión, el corazón trabaja con sobrecarga para compensar y esto genera daño en los órganos con arterias más pequeñas. Los hipertensos se conocen como tal cuando les da un infarto o cuando sufren un accidente vascular cerebral o cuando llega a una urgencia por este padecimiento”.

Se considera que el 40 por ciento de la población zacatecana tienen hipertensión arterial, pero de ese total apenas el 20 por ciento lo sabe, por lo que difícilmente pueden tomar acciones encaminadas a reducir y cuidar los factores de riesgo, tales como tabaquismo, alcoholismo, obesidad, falta de actividad física y  estrés.

Esta enfermedad también está relacionada con la edad. En la mayoría de los casos son pacientes mayores de 40 años y es más frecuente en mujeres que en hombres.

El  80 por ciento de personas hipertensas también presentan diabetes mellitus lo que complica aún más su salud, porque con ello incrementa el riesgo de que se dañen los órganos.

Es través de una revisión y control de salud oportunos, como se puede evitar que por la presencia de presión arterial se generen enfermedades cardiovasculares, problemas en los riñones, dolor de cabeza, náuseas y problemas visuales.

El IMSS hace un llamado a la población en general, para que se realice su chequeo periódico y con ello lleve un control adecuado que permita detección y atención oportuna, particularmente aquellas personas que se encuentras en los grupos de riesgo.