Zacatecas: Cuando los narcos “no paran de matarse”

En las últimas semanas a Zacatecas se le ve como una entidad bañada en sangre, azotada por desapariciones, secuestros y el desplazamiento forzado de ciudadanos en muchas de sus ciudades y poblaciones, como Fresnillo, Guadalupe y Valparaíso.

En Zacatecas –estado clave en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos– había un “entendimiento” entre los cárteles del Golfo y Sinaloa: compartían plazas y rutas y se repartían el control de los agentes de la Policía Ministerial y de la Secretaría de Seguridad del estado… hasta que irrumpió el Cártel de Jalisco Nueva Generación y a sangre y fuego obligó al líder local del Cártel del Golfo a “venderle la plaza”. Desde entonces los narcos no han parado de matarse, dicen a Proceso funcionarios mexicanos de inteligencia, quienes explican las claves de esta cruenta disputa que ha disparado la inseguridad y la violencia en la entidad.

Zacatecas es una entidad convertida en bodega y ruta crucial del tráfico ilegal de drogas sintéticas elaboradas con fentanilo, lo que explica la cruenta disputa por esa plaza entre los dos cárteles más poderosos de México: los de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación (CJNG), afirman fuentes mexicanas de inteligencia.

En entrevista telefónica con Proceso, dos funcionarios del área de inteligencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, exponen desde Zacatecas las razones del pleito por esa plaza entre ambos cárteles.

“El territorio del estado de Zacatecas es el camino más importante para el CJNG en el envío de cargas de drogas, sobre todo sintéticas, destinadas a la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos, algo que hasta no hace mucho controlaban los de Sinaloa”, dice una de las fuentes.

Bajo el absoluto compromiso de mantener sus nombres y puestos en el anonimato, los funcionarios destacan otro factor que atiza la disputa entre los dos cárteles:

“Hasta inicios de 2020 el Cártel de Sinaloa, la gente de Ismael El Mayo Zambada García, tenía en su nómina a funcionarios muy importantes de la Secretaría de Seguridad del estado y de la policía ministerial. El CJNG los quiere y por eso hay más pleito”, añade la fuente.

Comenta esta noticia

Otras noticias