Instalan al niño dios más grande del mundo en Zacatecas; será bendecido el 25 de diciembre

Con siete metros de altura y cuatro en su base, el monumental Santo Niño de Atocha de la comunidad de Plateros en Fresnillo, Zacatecas, se convertirá en el niño Dios más grande del mundo superando por algunos centímetros al de Zoquite, bendecido el 6 de enero del 2019.

Su instalación se pospuso hasta que el municipio de Fresnillo decidió hacerse cargo del proyecto.

La colosal imagen dominará el cielo de Fresnillo desde el cerro de la Santa Cruz; será en Navidad cuando la escultura sea develada y bendecida para que formalmente pueda convertirse en un Santuario religioso.

A los devotos no les importa mucho el tamaño pero aseguran que la nueva imagen será una razón adicional para seguir visitando al niño milagroso.

La economía de Plateros subsiste gracias al actual Santuario, los habitantes de este lugar esperan que con la nueva imagen sus condiciones de vida mejoren.

La instalación de la escultura gigante forma parte de un proyecto integral para la construcción de una plaza turístico-religiosa subsidiada por el gobierno en una de las ciudades más violentas del país.

Comenta esta noticia

Otras noticias