Con temor salen a las calles los taxistas en Zacatecas

En Zacatecas, ser chofer de taxi también es un riesgo… Tras el asesinato de un taxista y su esposa y la desaparición de tres choferes en Calera -donde los taxis fueron localizados calcinados-, existe miedo entre los trabajadores del volante debido a las constantes agresiones de las que son objeto por parte de los grupos delictivos.

Por las noches los taxistas ya no recorren las calles, aguardan en bases o la llamada de clientes frecuentes, durante el día el servicio también se limita.

Quienes han sido víctimas de asaltos, golpizas y amenazas prefieren ocultarle a sus familias las agresiones, tampoco dan aviso a las autoridades.

Del gobierno estatal no esperan nada y solo confían en que las autoridades locales puedan dar con el paradero de sus compañeros desaparecidos.

Hasta el momento ni la Secretaría de Seguridad Pública ni la Fiscalía de Justicia del estado, han respondido a una solicitud de información sobre las agresiones y el origen de las mismas hacía los trabajadores del volante.

Comenta esta noticia

Otras noticias