LA CHICALA DE LAS BODAS

Portada Foros Valparaíso de mis recuerdos LA CHICALA DE LAS BODAS

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #10619 Responder
    Portal Valparaiso
    Superadministrador

    ERA COMÚN QUE CUANDO SE CELEBRABA UNA BODA, ALGUNAS PERSONAS llevaban su ollita y pedían comida para sus familiares. Había una señora a la que ocupaban en la preparación de los alimentos en las bodas. Terminando sus faenas, la invitaban a comer, luego, también sacaba su ollita y decía: “yo ya comí y mis peloncitos, ¿qué?”.

    Los Felguérez tenían unos pavorreales que se paseaban por los balcones de la casa. La gente, como nunca los había visto, comentaba que los propietarios tenían grandes tesoros en el sótano de la casa y que, para cuidarlos, ocupaban de estas aves y, además, serpientes venenosas.

    Actualmente es la casa del señor Juan Hurtado. El primer torero famoso que llegó a Valparaíso fue El Porteño, acompañado por El Garbanzo, La Lagartija, El Marinerito y El Canario. En el Callejón del Diablo estaban los restaurantes y cantinas de mujeres de “mal vivir”. Ahí acudía un gañán de nombre Martín López, quien tenía una amasia. Luego, lo traicionó y, para vengar el honor mancillado, encueró a la mujerzuela en plena calle, esta dama era conocida como La Chufleta.

    Antes de la traición paseaba a su damisela por el jardín, como si fuera su legítima esposa, aclarando que en ese tiempo las mujeres no usaban calzones. Entre las ocupaciones más conocidas en el Valle, se puede mencionar la de panadería. Este negocio florecía como ninguno, se producía y distribuía en grandes cantidades, sobre todo cuando era fiado. Los principales panaderos eran: doña Luciana, viuda y hermosa; doña Pepa, del ciego Juan Gallegos; doña Máxima, esposa de don Gertrudis Gurrola y doña Bartola Herrera de Bazán.

    El Chatón Bazán tenía una cantina en la esquina de Madero y Zaragoza, llenaba los barriles de agua y les metía lazos de ixtle, cuando los lazos se fermentaban, vendía el producto como mezcal a los parroquianos, quienes se emborrachaban y amanecían con las tripas ardiendo y la boca quemándoseles.

    Mientras, don Rogaciano Felguérez bañaba su caballo árabe con coñac “Cinco Torres”. El 17 de abril de 1903 fallece el señor Benigno Soto, dueño de las Haciendas de San Juan Capistrano y San Antonio de Padua. El 24 de junio de 1903 muere Félix Herrera, ahogado de vino. Los circos Torres, Medel y Pantoja visitan Valparaíso. En 1904 se construyen las capillas de San Francisco y la de la Hacienda del Astillero.

    En 1904 nace José García Reyes en la Ciudad de Durango, en el Barrio de Analco. Para ese tiempo, andaba de moda la jovencita Felipa Duarte, La Tortuga, quien tenía sus mejillas coloradas, como si fueran manzanas de California. Era Felipa una mujer muy bonita, novia de Magdaleno Gutiérrez, La Morra, quien era muy borracho y pendenciero.

    Por esos días hubo una gran boda, el novio era Jesús, hijo de Tacones, quien tenía escasos 14 años. La boda se celebró en el Callejón del Diablo. El cortejo nupcial parecía de dos niños en una fiesta escolar. La noche anterior Felipa no durmió, nomás de estar pensando en la fiesta y el baile; escogió de pareja de baile a Manuel Gurrola.

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
Respuesta a: LA CHICALA DE LAS BODAS
Tu información: